fbpx

Integra armonía a tu hogar con una hamaca

Una hamaca puede hacer la diferencia que necesitas para mejorar la vibra en tu hogar

Hay algo de las hamacas que nos regala mucha serenidad. A mí me recuerda a la brisa de mis tardes en Rincón, luego de salir de la escuela. Las veces que me quedé dormida en un sueño profundo inesperado. Siempre inesperado. Todos tenemos buenos recuerdos en una hamaca.

Sin embargo, cuando estamos en el proceso de decorar nuestro espacio es un accesorio que no consideramos tan a menudo. Nos enfocamos en lo bonito de un apartamento sin pensar en la comodidad y conveniencia de quienes lo vivimos, que somos nosotros mismos.

Al final del día, lo que queremos es llegar a un espacio, que se sienta tuyo, donde puedas descansar, sentirte en paz y que nada dañe tu zone. Una hamaca podría hacer eso para ti.

Añádele a tu hogar esa tranquilidad que tanto necesitas integrando una hamaca con esta guía de consejos.

1. Mantén la visibilidad

Hacia donde miramos es importante y eso establecerá al instante el tono y el mood de tu momento. Una hamaca mirando hacia una pared sin interactividad hará que nunca la uses y termine solo siendo un objeto de decoración. Pero, una hamaca mirando hacia una ventana, donde puedas ver el exterior y sentir esa conexión con la naturaleza, es un caso diferente y mucho más conveniente.

2. Añade entretenimiento

Una manera de asegurarnos que esta nueva pieza en tu hogar verdaderamente se use es que sea inviting. Quizás no estemos acostumbrados a sentarnos diariamente en una hamaca, pero sí estamos acostumbrados a leer un libro, a ver Netflix o escuchar un podcast diariamente.

Así que asegúrate de que este espacio esté rodeado de esos esenciales y se preste para eso. Si en las tardes te gusta leer un libro, tenlos cerca. Si prefieres risas frente a la televisión, acomoda la hamaca con buena visibilidad. Añade una frisa y una almohada (chic!… pero también cómoda).

3. Juega con las formas 

Hay personas que cuando piensan en una hamaca automáticamente piensan en una pieza rústica y bohemia, pero este no necesariamente es tu estilo al decorar y deshaces de la idea de una hamaca. ¡Mantente abierto a las posibilidades! Hay una variedad de opciones más modernas que pueden ir acorde con el vibe de tu apartamento.

4. El lugar del nap

Con una hamaca no hay break que el nap sea en la cama. Un buen nap merece un buen espacio que invite a unas merecidas horas de descanso. Si eres de los que prefieres usar tu tiempo en una hamaca durmiendo, acomoda el área para que te impulse a hacerlo.

Hay personas que simplemente no pueden desconectarse y quizás la hamaca es el empujón que necesitan para hacerlo.

5. De dos en dos 

Si compartes tu hogar con tu pareja, una sola hamaca para los dos podría parecer una idea bastante injusta. Queremos que ambos puedan aprovechar del equilibrio que ofrece este simple accesorio a sus vidas. Es una buena manera de fomentar el tiempo que pasan juntos así sea cada uno por su lado disfrutando de su hamaca, mientras uno lee un libro y el otro se pase en Instagram. El simplemente estar también es necesario.

Nathasha Bonet
Nathasha Bonet

EDITORA EN JEFE

Usualmente me puedes encontrar bebiendo vino o viendo Netflix, ¡o las dos! Mi estilo es un reflejo de lo que soy y lo que quiero llegar a ser. Madre de Emma, Chloe y Leah, tres perritas rescatadas.