EL PODER EN DECIR NO,
¡Y PUNTO!
DOCTORA Y SOBREVIVIENTE: LAS DOS CARAS DEL CÁNCER
MEJORA TU PRODUCTIVIDAD CON ESTAS APLICACIONES
ENTRE LOS FAVORITOS:
¡SOY NATHASHA!,

una millennial caribeña que transformó su pasión por la moda y comunicar en una marca digital de más de 6 años. ¡Outfits, cámara y una libreta! Amo trabajar desde casa con mi pareja y 3 perros. ¡Léeme aquí!

hola,

Estoy aquí para ayudarte a ser vista y escuchada.

ENSéÑAME CÓMO

¡Tu voz importa! Añádele valor a tu audiencia digital, mientras vives tu sueño de emprender por tu cuenta.

CATEGORÍAS:

top

VIAJA

Sumérgete en mis guías de viajes, qué hay en la maleta y a dónde nos vamos.

EMPRENDE

Mis mejores consejos para correr tu marca y redes sociales sin complicarte.

MUJERES

Historias empoderantes y entrevistas a otras Mujeres con MIsión que me inspiran

MODA

Descubre las últimas tendencias, lo que estoy amando y mis looks diarios.

tus faves:

GUARDA EL PIN EN
SELF-CARE

Acompáñame en el camino de aceptarnos, amarnos y hacer lo que nos hace bien.

De pequeña quizás no entendía la obsesión que mi mamá tenía con irse de shopping con nosotras. A mí por lo menos me encantaba, y cada cosa que veía a mi alrededor me maravillaba. Yo entraba en una tienda, y como una shopaholic en recovery lo quería casi todo, por no decir todo. Ahora, mirando hacia atrás recuerdo los ojos de mami cuando podía complacerme en algunas cosas, no siempre, pero cuando se podía lo hacía mucho sacrificio y arduo trabajo. 

centro comercial Plaza Carolina

Salir de shopping juntas era como su momento de compartir con nosotras y crear memorias inolvidables: ella, mi hermana y yo. Tener ese lugar donde escaparnos, darnos uno que otro gustito, ir a comer, y hasta después terminar viendo una película. La vida se mueve rápido y esos ratitos no vuelven con la misma frecuencia.

Nathasha Bonet en Aldo con su madre

Por eso cada día que pasa se valoran aún mucho más. Es por eso que para celebrar este Día de las Madres, Plaza Carolina nos invitó a regalarnos la experiencia una vez más para recordar, hablar de todo eso que nos une –desde nuestros gustos en ropa, joyería, zapatos, carteras, hasta nuestra manera de ser – y reconocer el valor infinito detrás de solo un momento con ella.

Cuando íbamos al mall, “te antojabas mucho, y no era de juguetes, siempre eran piezas de vestir. Te encantaban las pantallas y pulseras. Según fuiste creciendo, eras más embelequera. Querías accesorios todo el tiempo”. 

Tenía a quién salir. La moda desde siempre ha sido nuestro denominador común. Es nuestro lenguaje, cómo nos divertimos y conectamos. Desde bien jovencita veía a mami pensar sus outfits para el trabajo, sus salidas y vacaciones. 

Shopping Day de Madre e Hija

“Tú siempre has sido bien de plateado”, le dije a mami mientras mirábamos accesorios de Uno de 50. Al momento estoy amando que se le haya perdido el miedo a combinarlo con dorado y que se lleve simultáneamente.  

“También el dorado me encanta”, dice la reina de la casa, “pero sí recuerdo que hubo un momento que era lo más que se usaba. Ahora me encanta mezclarlos también. Antes era más estricta con las combinaciones, ahora soy más libre en ese sentido. Me atrevo a combinar”. 

Plaza Carolina Shopping Day

No es para menos, las dos nos hemos enseñado e influenciado en nuestra manera de vestir. Para nosotras una elegante y significativa joyería siempre llega al corazón. Para esas que, como yo, no pueden aguantar las ganas de mirar alguito para sí también. 

madre e hija, centro comercial, puerto rico

Después de medirnos collares y querer regalarle la tienda completa, continuamos la mañana dándonos un rico café y desayuno en Pan Comido, donde me contó que la primera vez que la acompañé al mall tenía tres meses de nacida. 

“Te había comprado un coche bello, rosita, y no había tenido la oportunidad de lucirlo. Obvio, pues nos fuimos para el mall. Yo estaba súper orgullosa”. 

Íbamos mucho desde siempre. “A veces llegábamos a casa como cómplices escondiendo las bolsas”. Mi hermana era la más traviesa que se escondía entre los racks o, a veces, nos delataba. “Es que a ti te interesaban las tiendas. Aunque fuese a comprar para mí, estabas pendiente y curiosa”.

Para mí, es una manera de expresarme, jugar y pasear mi personalidad. Recuerdo que Claire’s era de mis tiendas favoritas, de pequeña la veía como mi Disneyland. “Usabas pulseras hasta el codo y querías siempre combinarte de cabeza a los pies”, añade mami entre risas. Ya de adolescente Valija no faltaba para esos looks de playa, y de adulta siempre nos peleamos por los zapatos. 

“Siempre fuiste bien definida. ‘Esto me gusta, esto no’. Querías estar bien a la moda, pero a veces las combinaciones no eran las mejores. Teníamos siempre esa discusión. Querías estar muy over the top”. ¡No es para menos! Palo que nace dobla’o, jamás su palo endereza. 

En Aldo había color para repartir y aunque queríamos llevarnos toda la variedad de tacones, caminar junto a ella a final del día es el mejor regalo.

Gozo irme de shopping con mami, más por ese tiempo que pasamos juntas. Con ella no hay rush cuando de encontrar lo último en tendencias se trata. Siempre nos han encantado los colores vivos, por lo que estamos enganchadas esta temporada con la tendencia de hacer color blocking. “Esa combinación de verde con rosa me encanta”.

Cuando te sientas a pensar los momentos más cruciales de nuestra vida involucran hacer una parada en ese centro comercial de familia. Puedo recordar cuando conseguimos el atuendo de marinera para mi primer talent show, las prendas de mi quinceañero, los tacones para mis desfiles, el vestido de graduación…

Para hacer el día más especial, nos complacimos con esos dulces placeres de Soft & Creamy que nos unen. Esa parada de popcorn, mantecado, o Mr. Pretzels, no podía faltar cuando niñas después de estar horas completando una misión. El ratito abre paso a apreciar el presente, recordando el pasado, hacerle preguntas y conocer más de nosotras.

Si quieres ponerte creativa, entre tanta variedad de tiendas, pueden retarse a conseguir ciertos artículos o estilos en específicos (ej: la primera que encuentre anaranjado o unos sandalias de tiras amarillas). Quizás hasta completar un atuendo para la otra en un tiempo límite. La pavera llega porque llega. 

Existe un gran poder detrás del ritual de irte de compras con tu mamá. Las que tienen el privilegio de vivirlo, con todas sus diferencias y únicas personalidades, es un tiempo que no regresa y fortalece la relación de confiarse, crear y celebrarse. 

¿Cómo ha influenciado tu mamá en tu forma de vestir, relación con la moda y comprar? 

Plaza Carolina Nathasha Bonet Shopping Day

+ MOSTRAR COMENTARIOS

- Hide Comments

añade un comentario

Deja un comentario

lee lo último:

Influencer puertorriqueña, comunicadora y productora de contenido digital desde el 2015. ¡Feliz de tenerte aquí!

@NATHASHABONET

© NATHASHA BONET 2021  | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS |

SERVICIOS
PORTAFOLIO
BLOG
FAVORITOS
CONÓCEME
TIENDA
INICIO

CONTÁCTAME >

OBTÉN MIS EMAILS >

LA COMUNIDAD>

Sigue mi camino en Instagram:

TÉRMINOS Y CONDICIONES  |

POlÍTICA DE TIENDA  |

POlÍTICA DE PRIVACIDAD