fbpx

Nők: un sueño colectivo hecho realidad 

Fotos por: Jo Cosme

El concepto busca atraer visibilidad y unificar la escena de mujeres queer en Puerto Rico de una manera diferente.

Hoy en día la gente sale a janguear con el mero propósito de pasarla bien y si estás soltera, coquetear. Sin embargo, esos espacios para una mujer que le gustan las mujeres son prácticamente inexistentes.

Así que no era extraño que hace tres años Gabriella Pagán tuviera el sueño de crear un evento hecho por mujeres para mujeres con el propósito de crear comunidad y brindarles un espacio seguro para conocer otras mujeres, apreciar arte, disfrutar de buena música, bailar y expresar libremente su sexualidad.

“Nők Nights es el lugar donde vas a sentirte como siempre te ha querido sentir: libre, rodeada de personas igual que tú, que hay un entendimiento colectivo, que hay este joy vibe y felicidad”, explica Gaby.

¿Suena como el cielo en La Tierra, verdad? It really was. El primer evento de Nők, celebrado en La Respuesta, fue producto de un esfuerzo colectivo entre cinco mujeres cada una enfocada en trabajar distintos aspectos de la experiencia, pero con un solo propósito: hacer la noche mágica e inolvidable.

De izquierda a derecha: Jo Cosme, Directora de Arte y Fotógrafa; Rosamalia Pérez, DJ y Música; Gabriella Pagán, Creadora; Lorna Mulero, Directora de Producción; y Tania Gabriela, Curadora.

La música, las luces, los visuales, todo estaba fríamente calculado para celebrar a la mujer y su libertad. I mean, había una vagina gigante en la exposición de arte curada por Tania Gabriela. ¿Qué más empoderante que eso? Todas las obras, hechas por artistas locales, representaban a su manera la sexualidad femenina.

Para Gabriella era bien importante la presencia de arte en el evento.

“A mí me apasiona el arte y yo sé que el arte es bien común entre mujeres que tienen buen gusto. Sin embargo, no hay muchos espacios donde podamos reflexionar y disfrutar del arte con nuestros pares. Queríamos integrar esa pausa que nos regala el arte porque esto era algo más chic, más lindo, más sensible, y con el arte se pudo lograr”.

Mientras, la pista de baile estaba rodeada de una centena de chicas bailando al ritmo de Rosamalia y Maldita DJ con un set de canciones épico influenciado por películas y series LGBTQ, que a su vez aparecían en proyecciones alrededor del local. Yes, The L Word included. 

Una vibra bien pop, alternative y 80’s Punk, combinada con un juego de luces planificado, hizo que la noche pareciera sacada de una película que quisiera ver hasta el final de los créditos.

Con bandas de colores que identificaban el estatus sentimental de cada persona (rosa para las solteras, amarillas para las comprometidas, azul para las neutrales y rosa/amarillo para las chicas in an open relationship) se abrió la atmósfera para “cut the bullshit”. 

“Me parecían un buen ice-breaker. Además de que también incluía a las relaciones abiertas que yo creo que no tienen muchos espacios para manifestarse y que lo acepten y ya”, explica la joven de 29 años.

Con una asistencia aproximada de 250 mujeres, no hay duda de la aceptación que recibió Nok por parte de la comunidad queer. De hecho, el próximo evento es el 25 de julio en Asere, en La Placita, y ya están planificando el tercero.

“Queremos que esto se convierta en algo mucho más grande de lo que es. Estamos soñando en grande”, culmina Pagán, quien busca revolucionar la escena queer local y del Caribe.

Nathasha Bonet
Nathasha Bonet

EDITORA EN JEFE

Escribo desde mi casa, en pjs y despeinada, sobre lo que sea que me venga a la mente. Soy freelancer, periodista, escritora, soñadora y me encanta jugar con la moda.