Mi piel sabe a frutas, ¡y lo sabe!

Pinterest en vida real, eso parecía el venue de una mañana tropical presentada por St Ives Puerto Rico.

Inspirados en los ingredientes frutosos de sus productos, St Ives Puerto Rico ofreció una variedad de sabores y experiencias sensoriales a través de un íntimo evento celebrado en TÍA.

Entre ricos cocteles y dulce gastronomía, el nuevo espacio –admirablemente decorado– acogió a distintos bloguers y editores, quienes tuvimos la oportunidad de probar los productos y escoger nuestro sabor favorito para nuestra piel.

¿No te ha pasado que cuando hueles una crema usas sabores, en lugar de olores, para describirla? “Me sabe como a coco”. “Me sabe a avena”. ¡Desde coco y avena, hasta limón y cranberries! Con su nueva campaña, es precisamente eso lo que busca St Ives: que descubras qué sabor quiere tu piel para que la alimentes de afuera hacia dentro.

Cremas, exfoliantes y jabones… ¡son muchas las opciones que podrás escoger!

Cranberry Paradise inspirado en la crema de cranberry.

¡Hablando de escoger! La coctelería giró alrededor del frutoso sabor de sus cremas. El Cranberry Paradise era una fusión de vodka, cerveza de jengibre y cranberry. Mientras que el Fancy Avocado (el predilecto del día) era de ron, jugo de limón, jugo seco de naranja y syrup estragón de aguacate. Para los amantes de la cava, Passion Sunrise, que tenía puré de apricot y cranberry.

“Cada piel es diferente y con necesidades específicas de humectación y limpieza.  Nuestra campaña está enfocada en despertar los sentidos de los consumidores con nuestros deliciosos ingredientes que nutrirán las pieles puertorriqueñas de afuera hacia adentro”, explicó Laura Rosario, Gerente de St. Ives.

La pregunta del día es: ¿Qué sabor quiere tu piel? ¡No esperes más y descúbrelo!

More photos! 

Nathasha Bonet
Nathasha Bonet

EDITORA EN JEFE

Usually you can find me drinking margaritas or watching Netflix, or both! With a love for fashion, I seek to pursuit a Master in Fashion Journalism and live the dream. My style is a mirror of who I am and who I want to be. Sometimes I can be edgy, minimalistic or glamorous. It all depends on my mood.