Sabes que llegó la adultez cuando eres la host de la cena de Acción de Gracias. Don’t worry! The Modern Jíbara te trae una guía 101 de todo lo que debes hacer.

Nuestro cerebro ya hizo el switch. Solo podemos pensar en el pavo, el arbolito de Navidad y el jolgorio. Estos meses se van en un abrir y cerrar de ojos, entre tanto compromiso, fiesta y hablemos claro, outfits espectaculares.

Seas o no seas una novata, las cenas de Thanksgiving siempre requieren un poco de planificación. Así que si estás pensando invitar a tus amistades o familiares para compartir una velada en tu hogar, estos consejos te podrán ayudar.

1. ¡Toca hacer listas!

Para que no se te pase ningún detalle, las listas serán tu mejor aliado. Agarra papel y lápiz o tírale screenshot (whatever works for you), pero estos esenciales no pueden faltar. 

Invitados

Para que se te haga más fácil atender a todas las personas como merecen, mantén tu número de invitados de diez personas o menos. Procura notificarles con anticipación para que puedan confirmar su asistencia y así saber con quién cuentas.

Menú

Los boricuas tenemos un menú de Thanksgiving bastante típico y definido, así que esta parte no hay que pensarla mucho. Decide cuántos complementos vas a tener en la fiesta. Puedes encontrar mis recomendaciones para un menú tradicional en la foto de arriba.

Comida y bebidas

Haz una lista de los artículos e ingredientes que puedes ir comprando con anticipación en el supermercado. Así sales de eso y vas disminuyendo la carga de responsabilidades. Ten otra con los artículos, como los vegetales y el pan, que solo se pueden comprar una vez se esté acercando la fecha.  

Decoraciones y vajilla

Este listado ayudará a asegurarte que tienes todo lo necesario para servir tu comida y que tu mesa se vea uniforme. Recuerda incluir: platos, vasos, copas, utensilios de cenar, utensilios para servir la comida, bandejas y envases para servir la comida, servilletas y mantel. 

2. Ambientar tu hogar lo es todo

¿Quieres un vibe relajado o uno de jolgorio? Puedes lograr cualquiera de las dos según el layout, la decoración y la música que elijas tener en tu fiesta. La idea es que tus invitados entren en el mood deseado desde que abran la puerta de tu hogar.

Para esto, integra los colores que te gustarían resaltar (el que sea Acción de Gracias no significa que no se pueda jugar con colores vibrantes y llamativos) alrededor del espacio, como en el centro de mesa, flores, servilletas y cualquier otro item decorativo adicional. 

Puedes asignar los asientos colocando una tarjeta pequeña con el nombre del invitado en cada plato (este es el momento de ponerte crafty). Las velas que coloques en la mesa y áreas cercanas deben ser sin fragancia para que no interfieran con el aroma de la comida. Trata de pensar out of the box para que las decoraciones no te salgan en un ojo de la cara.

3. Dedícale tiempo a la música

Una fiesta sin música NO es fiesta. Tener el playlist perfecto es un must, así que busca o crea uno en Spotify. Si no sabes por dónde comenzar, aquí puedes escuchar el que creamos. Tip: Fiesteros al fin, mi familia siempre tiene un parranda kit en su casa y en el carro. Ahora mi esposo y yo adoptamos esa tradición. ¡Haz tú lo mismo!

4. ¿Y el pitorro pa’ cuándo? 

Ten un área de barra con todo lo necesario para que tus invitados preparen sus cócteles. Al ser tipo self-service, no tendrás que estar pendiente a esa parte y te quitas un peso de encima.

A medida que la gente va llegando, lo ideal es tener una jarra de sangría o una receta de ponche para que se sirvan una copa de bienvenida. Así ganas un poco de tiempo para finalizar los últimos detalles de la fiesta. No olvides tener una botella de coquito y otra de pitorro para el shot de celebración. Pero sobretodo… ¡recuerda el hielo! A veces lo más básico es lo más rápido que se nos olvida. 

5. Incorpora actividades cool 

Aunque no lo creas, dos o tres actividades fuera de la rutina que tienes con tus familiares o amigos pueden impulsarlos a compartir entre sí (nada de Instagram) y reflexionar. Después de todo, este es el verdadero propósito de Thanksgiving. Sonará cheesy, pero confía que terminarán pasándola súper bien.

Árbol de agradecimiento

Busca unas ramas pequeñas de árboles y píntales algunos diseños con pintura acrílica. Aprovecha para integrar a las personas más close a que te ayuden con los preparativos. ¡Otra manera de bond adicional!

Colócalas en una base de cristal y pon papelitos con hilo al lado para que tus invitados escriban por qué están agradecidos.

También puedes bajar este template que les he preparado:

Estación de fotos

Todos sabemos que el photo booth es un mega hit. Ten props graciosos que vayan con la ocasión. Crea un backdrop colorido, solo necesitas unas tijeras, papel de colores y un poco de creatividad. Puedes inventarte un hashtag cool para que todos tus invitados lo usen y después puedas ver todas las fotos y vídeo de ese día. 

6. Adelanta, adelanta y… ¡adelanta! 

Ya sabes lo que dicen… no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Con tanto rush, ese día, entre prepararte y finalizar los últimos detalles, el tiempo se va volando.

Prepara tu mesa y set up uno o dos días antes para que tengas una mejor idea de cómo se verá todo y de paso saber si te hace falta algo.

Si vas a hornear el pavo, debes bajarlo a la nevera tres a cuatro días antes para que se descongele. De esta manera podrás adobarlo con un día de anticipación para que adquiera el sabor.

El Día de Acción de Gracias no es para tratar recetas nuevas. Por más que quieras esto puede convertirse en una pesadilla. Vete a la segura cocinando recetas que ya sabes que te quedan de show. Y de querer tratar algo nuevo, procura cocinarlo unas semanas antes para probarlo.

La noche antes de Thanksgiving deja el postre listo, monta aperitivos en bandejas para dejarlos refrigerados, corta ingredientes que no se dañen, ¡todo lo que se te ocurra que puedas adelantar! Créeme, te lo vas a agradecer.

7. ¡Llegó el gran día!   

  • En caso de que vayas a cocinar el pavo, tan pronto te levantes, ¡corre hacia la cocina y pon ese pavito en el horno! FYI: un pavo toma de 3 a 5 horas en hornearse completamente.
  • Como host procura estar vestidx y preparadx dos horas antes de que lleguen los invitados. No quieres hacer un papelón y recibir a todos en pijamas.
  • Mi motto cuando hago este tipo de fiestas es: Make some, buy some. Casi siempre mandamos a hacer el pavo en una panadería o supermercado y cocinamos los acompañantes. La clave para esto es la presentación. Después que pongas la comida en unos platos bonitos con algunas hierbas y especias de adorno, nadie se tiene que enterar que tú no lo cocinaste. Pero si quieres sacar la Martha Stewart que hay en ti y cocinar absolutamente todo, prepárate bien y pide ayuda.

Ya solo queda quitarte el delantal (muy importante tener uno para evitar accidentes con tu outfit), servirte una copa de sangría y disfrutar del resultado final con tu familia y amistades.

¡A pasarla bien mis amores!

Krizianid, The Modern Jíbara

IG: @the.modern.jibara

FB: The Modern Jibara

The Modern Jibara
The Modern Jibara

Home Décor Writer

Krizianid Vázquez, creadora del microblog The Modern Jíbara. Formo parte de la diáspora boricua en los Estados Unidos y soy nómada por excelencia. Bread connoisseur y amante de la sangría.

ARCHIVO