fbpx

De mujer a mujer: ¿cómo hacer el primer approach?

Ilustradora: Jeniffer Rivera

Una guía de ocho pasos, uno por uno, de cómo dejar el miedo y demostrarle a otra mujer que te interesa románticamente.

Te miró, se miraron y ahora no puedes dejar de pensar de si lo es o no lo es. “¿Le gustarán las mujeres?”, te interrogas calmadamente (por favor, porque hello no puedes hacer un big deal de primera). Poco a poco tu mente te traiciona y te sientes en la necesidad de hacer lo que sea, así sea cagarla, contar de simplemente hacer un acercamiento.

Aunque la incertidumbre de no saber cómo la otra parte pueda reaccionar te asusta, te gusta y punto. No hay por qué darle mucho rollo al asunto. El vibe es el vibe y cuando te da hay que lanzarse.

1. Lo primero, es lo primero: ¿cómo estar segura? 

Antes de acercarte a otra mujer, lo primero que tienes que tener en mente es que nunca te sentirás 100% segura. Así que la idea de ir completamente confiada de lo que tienes que hacer o decir no solamente es irreal, es forzada.

No se puede predecir matemáticamente la conexión que se puede tener con otra persona, pero sí se puede aprender a identificar algunas acciones que te hagan sentir un chin más confiada. Al final del día tienes que tener claro que funciona como un juego: entre más practiques, mejor ejecutas; y siempre tienes que estar preparada para ganar o perder.

2. No le hagas caso al estereotipo

A veces pensarás que una mujer no está interesada porque es demasiado femenina o hermosa. Si esa es tu mentalidad, estás echándote a perder sin haber empezado la batalla. Aunque por años los medios y la sociedad te han dicho lo contrario, las mujeres lesbianas y bisexuales se ven y se proyectan de distintas maneras. Algunas más femeninas, otras más masculinas.

Te sorprenderías de la cantidad de mujeres que le gustan las mujeres y no lo parecen. Be open about it! 

3. Observa: la mirada te confirma

La mirada es esencial al momento de decidir si dar el próximo paso. Será tu confirmación. Si ya están teniendo eye-contact desde lejos, esto puede dejarte saber que lo más probable busca la manera de llamar tu atención. Somos mujeres adultas. La que mira, sabe. Quizás pienses que está obsesionada con la blusa que te acabas de comprar, pero hay una posibilidad muy grande que solo te esté ligando a ti.

Si no has logrado captar su atención, asegúrate de no quitarle los ojos de encima (not in a creepy way, be sexy about it!). 

4. Give her a compliment

Date un shot (or whatever works for you!) y toma el valor de invitarle un trago y buscarle conversación. Esto puede ser lo que despierte la chispa entre las dos. Usa lo que ya has observado para ser creativa y trabajar en tu línea de entrada. Las primeras impresiones cuentan así que no seas una o uno (por si te sale straight) del montón.

Hazla reír y que se sienta confiada. Se tú y deja que todo fluya. Si hay química, se va a dar.

5. Muéstrale interés 

Mientras vas evaluando todas las posibles pistas sobre si le gustas o no, manténte demostrándole sutil, pero progresivamente el interés que tienes por ella. Los mismos indicadores que esperas que te muestre, muéstraselos tú a ella.

Es posible que no esté dándote ningún feedback porque no has dado el primer paso completamente. Pichea tu ego y no tengas miedo a coquetear y divertirte un rato. A veces lo único que toma son varias carcajadas, miradas prolongadas y estar atenta a todo lo que te dice.

Ahora, si ella no está mostrando mucho interés, se pasa en el celular o en Instagram, es muy probable que no quiera hablar contigo. Hay que ser atrevidas, pero tampoco annoyingly insistant. Pasar tiempo contigo está brutal, si ella no lo aprecia go to the next one (o simplemente disfruta de la noche con tus amigas y ya).

6. ¿Te toca o no te toca?

Sí, la mirada es clave, pero el lenguaje corporal reina. Si comienzas a sentir roces, incluso que parecerían casuales o simplemente inocentes, piénsalo dos veces. Te puede estar diciendo que le gustas. Si están sentadas puede ser un roce en tu muslo. De pie, quizás en el hombro. Mientras se ríe de tus chistes o incluso, sobarte el pelo. “OMG, qué bello es tu pelo” (ujum. Más bella eres tú. No puedo bregaL).

7. Confía en tus instintos

Si alguien te da el vibe de que sí, es muy probablemente de que sí le gusten las mujeres o al menos está dispuesta a experimentar algo. Es un sexto sentido que nunca falla y tienes que creer en él. Poco a poco tu gaydar va a estar súper on point y te permitirá reconocer mucho más rápido si una muchacha quiere contigo o no.

8. Sé straight-forward 

Una vez avanzada a este punto, no pierdas de vista la meta principal que es abiertamente hacerle un acercamiento y dejarle saber cómo te sientes. Lo importante es que estés clara de lo que quieres.

¿Quieres besarla y ya? ¿Solo divertirte o algo más serio? De eso dependerá la manera en que te comunicas y ejecutas. Una vez estés segura de lo que quieres, TÍRATE DE PECHO.

– “Tengo hambre. ¿Te apuntas para Tayzan? Yo invito.”

– “Qué ganas de besarte. ¿Puedo?

– “Vamos el jueves para Noche de Jevas en Teatro Breve

Al final del día de las cobardes no se escribe nada. Si te rechazan, es su pérdida. Ábrete a aprovechar cada oportunidad que se te presente, así aprenderás, explorarás y sobre todo, aumentas las posibilidades de encontrar justo lo que estás buscando.

Gracias especiales a Jennifer Rivera por la ilustración. Pueden seguir su arte a través de este enlace.
Nathasha Bonet
Nathasha Bonet

EDITORA EN JEFE

Escribo desde mi casa, en pjs y despeinada, sobre lo que sea que me venga a la mente. Soy freelancer, periodista, escritora, soñadora y me encanta jugar con la moda.