Ilustración: Mya Pagán

Satisface tu amor por las ilustraciones un follow a la vez. Conoce a estas ilustradoras puertorriqueñas que invadirán tu feed de color, inspiración y mucha creatividad.

En un mundo digital tan saturado, los pequeños detalles en tu día pueden hacer una gran diferencia: una taza de café, un buen outfit y una ilustración que te haga entrar en contacto con el arte desde la comodidad de tu celular.

Instagram se ha convertido en un espacio creativo para artistas compartir su talento, su voz y expresar sus ideales. Confía que no hay nada más refrescante que estar scrolling down your feed y toparte con tanta inspiración, y más cuando se trata de estas artistas locales.

Guanina Cotto, @comoeloro

Guanina, hija de una maestra de arte, aprendió desde pequeña a observar los detalles. «Me encantaba leer comics o libros que tuvieran imágenes. Así trataba de imitar los dibujos que veía», cuenta la ilustradora de 25 años. Entre los libros de su madre, había uno que le interesaba muchísimo: el de arte erótico. Desde entonces, ha estado fascinada con la anatomía humana y eso queda demostrado en @comoeloro.

«QUIERO QUE AL VER MIS DIBUJOS LA MUJER SE SIENTA LIBRE CON SU SEXUALIDAD Y CÓMODA EN SU PROPIO CUERPO»

Con ilustraciones autobiográficas, explora la sexualidad y el cuerpo femenino sin tabúes ni estándares de belleza.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by 𝕲𝖚𝖆𝖓𝖎𝖓𝖆 𝕮𝖔𝖙𝖙𝖔 (@comoeloro) on

NB: Dibujas mucho sobre la mujer enfocándote en el amor propio, la auto exploración y la aceptación de su cuerpo, ¿cómo es ese proceso creativo? ¿Te inspiras en experiencias propias?

G: «Sí, mi proceso es descubrir todos estos aspectos de mi misma y a la vez deconstruir todas esas ideas que le mete la sociedad a uno en la mente. En mi parte hubo un momento en mi vida que me dediqué a modelar y esto me hizo cuestionarme muchas cosas sobre mi cuerpo y lo que es la belleza. A la vez hablaba con mi madre sobre el feminismo y los problemas que hay en esa industria, lo que es el consumo y la belleza.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by 𝕲𝖚𝖆𝖓𝖎𝖓𝖆 𝕮𝖔𝖙𝖙𝖔 (@comoeloro) on

NB: ¿Qué te mantiene inspirada?

G: «Dibujar todos los días, así mantengo mi mente enfocada en eso y cada vez que salgo a caminar me salen mil ideas. Cuando no puedo dibujar todos los días y pierdo “la musa”, me ayuda salir a ver arte en los museos, los libros de arte, también las películas extranjeras y las revistas antiguas me ayudan mucho a sacar inspiración para lo que son las paletas de colores y composición».

Jeniffer Rivera, @jeni.ff.er

Entre el color y la textura creada por las brochas, Jeniffer Rivera, de 23 años, busca siempre crear un balance en su composición, que casi siempre destaca un objeto o personas. Su educación diversa en arquitectura, dibujo y diseño gráfico, le han permitido explorar continuamente su arte a través de la tecnología.

Aunque parecerían sencillos a simple vista, especialmente las ilustraciones que son animadas requieren mucho tiempo y esfuerzo. «Aunque el proceso de animar frame by frame es tedioso, me encanta el poder crear algo diferente en cada movimiento», explica Jennifer, quien trabaja freelance en una agencia de publicidad local.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Jeniffer Rivera (@jeni.ff.er) on

NB: ¿Cómo es tu proceso de crear?

J: «Normalmente comienzo haciendo un sketch a mano y luego paso a la computadora, aunque no necesariamente es la norma. De ahí voy explorando con colores, brochas, texturas y composiciones. Si hay elementos o temas que quiero integrar busco referencias o investigo y conozco más de lo que quiero crear y el mensaje que quiero llevar».

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Jeniffer Rivera (@jeni.ff.er) on

NB: ¿Tienes una voz o un estilo establecido?

J: «Pienso que todavía estoy en proceso de encontrarlo. No me gustaría que las personas me vean solo por un estilo. Me encanta seguir experimentado con ilustraciones en vectores o a mano, intentando nuevos estilos o creando animaciones».

Mya Pagán, @myashi

Ilustradora a tiempo completo desde hace dos años, Mya Pagán, con un estilo sensible, inocente y consciente, busca darle visibilidad a temas socio-políticos importantes, como los derechos de la mujer y el acoso sexual.

Es a través de la ilustración que mejor puede expresar sus sentimientos e inquietudes, por eso utiliza los visuales como un medio para compartir críticas y cuestionamientos con sus seguidores.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Mya Pagán | Ilustradora 🇵🇷 (@myashi) on

«ESTUDIÉ BACHILLERATO EN LENGUAS EXTRANJERAS, PERO MI IDIOMA FAVORITO ES LA ILUSTRACIÓN». 

Según la joven de 28 años, quien fue autodidacta desde niña, su visión es que «las personas conecten de alguna manera con mis dibujos, que más gente se uniera a usar su voz para exigir no solo nuestros derechos, pero los de otras personas (porque no solo debemos abogar por lo que nos afecta, sino también por otras personas fuera de nuestra realidad)».

NB: ¿Cómo comenzó tu pasión por el arte y en qué momento decidiste convertirlo en un negocio? 

M: «Siempre me apasionó, pero a veces pienso que tuvo que ver con mi tía Isis que viajaba mucho y aunque no la veía tanto de niña, siempre me regalaba cosas de museos y artistas de los países que visitaba. Creo que ese fue el inception. En el 2013, cuando alguien me ordenó una comisión y me pagó por la misma, empecé a considerar la ilustración como un trabajo y un posible brand«.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Mya Pagán | Ilustradora 🇵🇷 (@myashi) on


NB: ¿Qué es lo más que te disfrutas de tu trabajo?

M: «Estoy obsesionada con los colores. Me encanta escoger los colores que voy a usar para la ilustración y [disfrutar] el silencio mientras dibujo. Trabajar los bocetos me encanta porque ahí es que está lo difícil; en la cabeza de uno todo se ve brutal, pero traducirlo a papel, ahí está el reto».

Lorraine Rodríguez, @lorraine_rodriguez 

Desde ilustrar su primer libro y fundar la plataforma de Unión de Jevas Autónomas hasta ser guitarrista en la banda La Exitosa, la polifacética Lorraine Rodríguez se da a conocer con sus ilustraciones temáticas sobre asuntos que se viven a diario. Los que conocen su trabajo lo pueden reconocer de un simple vistazo.

En el 2012 estudió Ilustración en Barcelona, España, y fue cuando definió su estilo y voz. ‘’Mi experiencia en Barcelona hizo que conociera y desarrollara más herramientas, no tan solo prácticas, pero también de formas de expresarme a través de la ilustración: de compartir las cosas que me gustan, de poder sacarle punta a situaciones particulares de mi diario, conversaciones, tweets, frases, sueños, letras de canciones, y así’’, narró la ilustradora de 36 años.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Lorraine Rodríguez (@lorraine__rodriguez) on

Su pasión por la música y la literatura tienen gran influencia en su arte, al igual que estas y todo lo que esté presente en su diario.

‘’PENSÉ QUE HABÍA LOGRADO UN GRAN DESCUBRIMIENTO: LAS COSAS FEAS.’’

«La inspiración tiene mucho que ver con mis estados de ánimo. Es a través de eso que surgen cosas, surgen momentos, y una cosa siempre lleva a la otra. Supongamos que estoy triste por alguna razón, entonces escucho entero el disco «Colour Green» de Sibylle Baier y algún verso me conmueve, por ahí empieza mi día. Luego siento que tengo que bajar las intensidades y escucho «Pet Sounds» de los Beach Boys, y como me voy sintiendo mejor, quizás me da por dibujar con elementos lo que he estado haciendo durante el día. Y así, aunque también soy súper aficionada a la historia, a las batallas de la antigüedad, al cine y la poesía iraní, a las historias de crimen, a los asesinos en serie, a las plagas, y a mil cosas más».

NB: ¿Cómo comenzó tu pasión por el arte y desde hace cuánto ilustras?

L: ‘’Cuando tenía 6 años encontré el cassette de «Appetite For Destruction», el primero de Guns -N- Roses. Me quedé petrificada: una cruz violeta y en cada punto de ella, las calaveras de cada uno de los integrantes de la banda, todo sobre fondo negro. Busqué mis papeles y mis crayones, e hice mi versión de la carátula. Cuando llegué a mi casa coloqué la ilustración en la puerta de mi habitación. Mis padres la vieron y me castigaron, pero la verdad, no me importó tanto.’’

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Lorraine Rodríguez (@lorraine__rodriguez) on

NB: Ilustraste tu primer libro hace 8 años, ¿cuán diferente crees que es ilustrar para las redes? ¿Qué te gusta más?

L: ‘’Cuando ilustras por encargo, especialmente con editoriales, muchas veces tienes poca libertad creativa. Tienes que someterte a tamaños, formatos, revisiones, y protocolos. Obtienes respuesta del público que compra el libro o la revista, una vez sean impresos. La inmediatez de las redes es más efectiva. Subes una ilustración a Instagram, y en segundos tienes 15 likes y tres comentarios. El feedback es inmediato y eso es increíble para un ilustrador.’’

Mariela Pabón, @checkinmela

Mariela Pabón, popularmente conocida como Madame Mela o Checkin Mela, convirtió su pasión por la escritura y la comedia en ilustraciones graciosas que presentan situaciones cotidianas que a todos nos pasan.

“Quería explorar otras formas de decir lo que decía en un stand-up sin el estrés, sin los nervios. En vez de desarrollar un monólogo, comencé a hacer una viñeta (comic) y en esa viñeta trataba de ponerlo todo”, explica la joven de 26 años.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Mela Pabón (@checkinmela) on

«TODO ES UN ESPEJO DEL MOMENTO DE LA VIDA EN QUE YO ESTÉ» 

Su sección del horóscopo, Madame Mela, y recientemente, Querida Mela, una colección de consejos ilustrados, le han ganado popularidad en las redes gracias a sus ocurrencias, humor y escritura creativa.

NB: ¿De dónde surge el nombre Check-In Mela?

M: «Trabajando en un hotel del Viejo San Juan me di cuenta de todas las personas extrañas y graciosas que llegaban a hacer check-in. Apuntaba todo lo que veía en una libreta y de ahí surge Check-In Mela».

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Mela Pabón (@checkinmela) on

NB: ¿Cómo definirías tu estilo al dibujar? 

M: “Cualquiera que ve mis dibujos sabe que yo no estudié ilustración. Trato de no concentrarme en cómo se ve, sino en lo que diga. Es contenido sobre forma”.

Tania Legrand, @habiaunavezpr

Después de trabajar muchos años en medios mixtos como artista plástica, Tania quería comenzar a enfocarse en hacer piezas más pequeñas, accesibles y que se pudiesen regalar. Es así que, hace cuatro años, nace Había Una Vez, una línea de ilustraciones, bookmarks, prints y accesorios para el hogar enfocada en contar las historias de distintos seres ilustres.

«SON SOÑADORES Y SOÑADORAS POR ESO SIEMPRE TIENEN LOS OJOS CERRADOS»

Sin embargo, todos tenemos una historia que contar. Por lo que rápidamente comenzaron a llegarle pedidos de retratos personalizados. «La gente me preguntaba si podía hacer su cara, su hija, su perro así que comencé a hacer portraits también».

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Había una vez…y dos son tres (@habiaunavezpr) on

NB: La acuarela caracteriza tus ilustraciones, ¿es lo más que te gusta trabajar? 

T: «Trabajo en muchos medios, como grabado y acrílico, pero el más que uso y lo más que a la gente le gusta es la acuarela. A pesar de que no es fácil porque se tiende a regar mucho, me permite tener un estilo libre. Me da libertad, contrario al acrílico que tengo que ser más detallada».

NB: ¿Cómo preservas tu estilo como artista, incluso en proyectos pagados?

T: «Siempre tengo que tener libertad creativa. Los retratos, a pesar de que son personalizados, son una interpretación de la artista. Así que siempre las ilustraciones tienen un detalle sorpresa. Aunque ya tengo un concepto y un estilo establecido como artista, siempre me gusta jugar. Mis clientes lo saben».

The Writers
The Writers

Un espacio digital donde la mujer moderna se puede sentir entendida y empoderada a través de un contenido inclusivo, cool y relevante.

No Comments Yet

Deja un comentario