fbpx

Meatless Mondays: el primer paso a una alimentación consciente

Lunes sin carnes… ¿te animas? La doctora Leslie Vega, creadora de Qué Mamey!, nos comparte cómo podemos encaminarnos a un estilo de alimentación animal-free. 

Comenzar un hábito, cualquiera –hacer ejercicio, alimentarnos mejor, ser más conscientes de lo que comemos– puede llegar a ser cuesta arriba. Sin embargo, los lunes por alguna razón nos permiten empezar de cero y enfocarnos optimísticamente en esa nueva meta. No lo digo yo. Estudios demuestran que comenzar un hábito alimenticio saludable al comienzo de la semana anima a continuarlo por el resto de los días.

No se asusten. Esto no es un intento por convencerte a ser vegetariano o vegano, simplemente de crear conciencia sobre cómo la alimentación excesiva de animales afecta a tu salud, el medio ambiente y claro está, a los mismos animales.

Aunque no lo creas, un Meatless Monday puede tener un gran impacto en tu salud y el medio ambiente. Eso explica por qué el movimiento, creado en el 2003, se mantiene en constante crecimiento. Parecería complicado, pero las reglas son básicas: no comas carnes los lunes.

El compromiso de una persona puede salvar 15 animales al año, ahorrar agua para 16 duchas, disminuir la huella de carbono por un 12%, apoyar la agricultura local y alargar su esperanza de vida reduciendo así enfermedades. Yeap. Así de importante son nuestras decisiones alimenticias.

Ya sea para prevenir enfermedades o revertirlas, detener el deterioro del planeta o por el compromiso ético de frenar el sufrimiento animal, con un solo día a la semana estarás aportando tu granito de arena.

Si no tienes idea de cómo comenzar, te comparto este pudding de semillas de chía y “leche” de coco para que arranques tu día de manera saludable… ¡y meatless!.

Ingredientes
  • 1 taza y media de leche de coco
  • 4-5 cucharadas de semillas de chía
  • 1 cucharada de maple syrup
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 chorrito de extracto de vainilla
  • Frutas y nueces
Procedimiento
  1. En un frasco de cristal, vierte la “leche” de coco, las semillas de chía, el maple syrup, la canela y la vainilla.
  2. Remueve y deja reposar en el refrigerador por un periodo de 1 hora para que la mezcla tome consistencia.
  3. Retira del refrigerador, añade las frutas y nueces de tu preferencia y sirve.
  4. Sirve para dos porciones.
Leslie Vega
Leslie Vega

Una doctora en medicina que promueve la salud mediante la alimentación vegetal. Entusiasta del chai, la kombucha, la cocina fácil y el reguetón.