fbpx

Protege tu rostro del calor y el sudor

¿Nunca te has preguntado cómo el calor puede afectar tu piel? Aquí te explicamos qué debes hacer para evitarlo.

De repente se acaba tu día y te das cuenta que de la mañana a la tarde te han salido varios brotes en la cara. Aunque parecería imposible, puede que todo se deba al calor y a la grasa acumulada en tu rostro durante el día.

Según la esteticista Yanira Ramos de Status Salon, “la piel tiende a brotarse con el exceso de calor ya que se agrandan los poros por tanto la producción de grasa aumenta y el polvo y la suciedad ambiental se deposita en estos”. La clave está en anticipar una rutina consistente en el cuidado de rostro.

1. Realiza limpiezas profundas mensuales

Para mantener tus poros libres de impurezas y de sudor una de las mejores opciones es realizarte limpiezas profundas todos los meses. Esto te controlará el acné ya que los poros no se dilatarán mucho.

2. Controla el exceso de productos lácteos en la alimentación

Controla los productos lácteos que consumes, tales como mayonesa, mantequilla, queso y yogurt, ya que estos contienen mucha grasa así que producen sebo en nuestra piel causando brotes de acné.

3. Ten en consideración tu tipo de piel al usar productos

Una piel grasosa definitivamente no puede usar productos de belleza grasos o que al final del día maximicen esa grasa. Las cremas, los protectores solares, limpiadoras y el maquillaje dependerán de si tienes la piel seca, grasosa o combinada. Si sudas mucho, utiliza filtros solares oil free.

4. Ejercítate conscientemente

Si haces mucho ejercicio y no puedes evitar sudar fuertemente, crea la costumbre de usar toallas humedecidas siempre que termines. Así eliminaras la suciedad al instante y mantienes tus poros limpios.

5. Evita el exceso de maquillaje

Por más que nos guste, muchos maquillajes tienen aceites lo que provocan grasa. En el mejor de los casos, si tienes demasiado acné y tu cara es súper grasosa, lo ideal es usar polvos minerales ya que no tienen aceites.

Como todo en la vida, es importante tener un balance. Aunque odiemos sentir nuestro rostro grasoso, tenerlo demasiado seco tampoco es bueno ya que la grasa evita las arrugas. ¡Nadie quiere adelantarse un par de arrugas! Después que seas fiel a tu rutina diaria, verás el cambio en tu piel y te sentirás mucho mejor contigo misma.

Nathasha Bonet
Nathasha Bonet

EDITORA EN JEFE

Usualmente me puedes encontrar bebiendo vino o viendo Netflix, ¡o las dos! Mi estilo es un reflejo de lo que soy y lo que quiero llegar a ser. Madre de Emma, Chloe y Leah, tres perritas rescatadas.