Entretenimiento, ESTILOS DE VIDA

15 señales que te estás convirtiendo en tu mamá

Nathasha Bonet

por:

EL PODER EN DECIR NO,
¡Y PUNTO!
DOCTORA Y SOBREVIVIENTE: LAS DOS CARAS DEL CÁNCER
MEJORA TU PRODUCTIVIDAD CON ESTAS APLICACIONES
ENTRE LOS FAVORITOS:
ME LLAMO NATHASHA :)

¡Bienvenida a mi rincón! En el 2015 abrí mi blog nathashabonet.com como un destino donde contar historias a otras mujeres. Cuando no estoy escribiendo, estoy gozándome la vida con mi perra y margarita en mano. Sonrío al sentir el sol en mi cara, comer papas fritas, bailar y ponerme outfits bonitos. XOXO!

hola,

Estoy aquí para ayudarte a ser vista y escuchada.

ENSéÑAME CÓMO

¡Tu voz importa! Añádele valor a tu audiencia digital, mientras vives tu sueño de emprender por tu cuenta.

LEE mÁS EN EL BLOG:
VIAJES

Sumérgete a mis guías de viajes, descubre a dónde ir y qué hay en mi maleta.

EMPRENDE

Encuentra mis consejos para correr una marca y sus redes sociales.

MUJERES

Historias empoderantes y entrevistas a esas Mujeres con Misión que me inspiran

MODA Y ESTILO

Descubre consejos de moda, lo que estoy amando y mis looks diarios.

tus faves:

GUARDA EL PIN EN
SELF-CARE

Acompáñame en el camino de aceptarnos, amarnos y hacer lo que nos hace bien.

CONECTA CONMIGO AQUÍ:

¿Cómo olvidar esas peleas de niña y adolescente con tu mamá? Primero, el tópico principal era la hora en que te dabas el baño después de la escuela, después qué tipo de falda estaba permitida usar y luego, hasta qué hora estaba permitido janguear.

Tantas veces que dijimos «no me parezco en nada a ti», «somos súper diferentes», «cuando sea grande voy a ser diferente a ti», para luego chocarnos con la pared de la madurez y darnos cuenta que al final del día somos lo que somos gracias a ella. ¡Con orgullo!

Cada pelea y jalón de oreja logró convertirte en una mujer de bien. Y te aseguro, que aunque los regaños no se acabarán nunca, cada día la entenderás más. ¿Será que te estás pareciendo a ella? Creo que sí…

1. Manías heredadas 

Todas las mamás tienen unas manías bien extrañas, ya sea acomodar el armario de ropa por color, poner los antibióticos en la cocina o simplemente la obsesión por la limpieza y el orden. Guess what? Sin darte cuenta esas manías se te han pegado. Ahora eres una psycha limpiando TODO.

2. Las nuevas redes sociales escapan de tu control 

¿Kik? ¿Periscope? Olvídate de eso. Pensé que con Facebook e Instagram eran suficiente, pero ahora también tengo que bregar con Snapchat. Too much at once! 

3. Usas su ropa

«Mami, eso es de vieja», le decías mientras se vestía. Solías criticar sus gustos, pero ahora su ropa siempre es el Plan B. Le robas sus sortijas o pulseras nuevas sin que se dé cuenta. She doesn’t need to know.

Si no es el caso, de seguro tienes una prenda que ella solía usar cuando joven. Todos sabemos que los mom jeans están a la moda.

4. Entiendes sus regaños

Ahora hace sentido cada vez que te peleó por ese chico que no te convenía. Solo quería lo mejor para ti porque te ama más que a nadie en el mundo.

5. Su manera de pelear ahora es tu manera de pelear

Ya sea con sus ademanes o las frases que siempre la caracterizaron, you got them all! 

6. Tus prioridades han cambiado 

Salir con la camisa estrujada se ha convertido en el peor delito que puedas cometer. Dejas la ropa del trabajo lista la noche antes. Te levantas temprano para hacer desayuno y barrer un poco. ¡Hasta preparas el almuerzo del trabajo! Toda una ama de casa.

7. ¡Llegaron los achaques!

Dolor de espalda, dolor de cadera, dolor de rodilla. ¡¿Cuándo esto pasó?!

8. «Bajen la voz, los vecinos están durmiendo»

No fallaba que cada vez que tenías un sleep over en tu casa, tu mamá entraba a regañarte por el ruido. Ahora eres tú la que regañas a tus amigas cuando están haciendo mucho ruido un martes de vino en el apartamento.

9. Tu resistencia al alcohol decae lentamente

Dos copas de vino y ya estás picaíta. ¿Te acuerdas cuando podías estar toda la noche a fuerza de shots de tequila? Ya entiendes por qué tu mamá llegaba ebria después de ir a cenar. ¡A cenar!

10. La comida va por el mismo camino

Siempre escuchabas a tu mamá quejarte de cuántas libras había engordado desde que era joven. Bueno pues si no lo recuerdas, había una vez una linda princesa que podía comer todo lo que quisiera, cuando quisiera y como quisiera. Colorín, colorado, este cuento se ha acabado. Tu cuerpo ya no responde igual que antes. ¡¿Por qué?!

11. Buscas especiales

Wow. Ir de compras con mami era una eternidad. «¿En serio tienes que comparar precios? ¿Por qué no puedes coger lo primero que veas y ya?». ¡Bienvenida al mundo real! El bolsillo sufre lentamente. ¡Ya te entiendo mami!

12. No entiendes la nueva generación de adolescentes

Antes era ella quien no entendía lo que era «cool». Ahora te uniste a su bando. ¿En qué piensan los teenagers de hoy en día?

13. Te preocupas por llevar comida a las fiestas

Antes se trataba del alcohol. Ahora todas sabemos que la comida es lo más importante.

14. Te quejas en los sitios donde te atienden mal

«¿Puedo hablar con el gerente?», era una de las frases más aterrozirantes que salían de la boca de mami. ¡Qué bochorno! No podía aguantar la cara de vergüenza cada vez que se quejaba por su steak mal cocido. Ahora no solo me quejo de la comida, sino que también dejo un mal review como toda una millennial.

15. No le aguantas la mi**** a nadie

¿Recuerdas cuántas veces tu mamá te defendió de alguna injusticia? Well… ¡ya no tiene que hacerlo! Aprendiste de la mejor y no estás dispuesta a aguantarle menosprecios a nadie. Te has convertido en una mujer segura, fuerte y decidida.

Acéptalo. ¡Te llegó la hora!

Las cosas que más te molestan de tu mamá son las mismas que ahora tú haces. Pero, it’s okay! Al final del día, no importa cuánto crezcamos siempre seremos Jennifer Lawrence en la alfombra roja.

+ MUESTRA LOS COMENTARIOS

añade un comentario

- ESCONDE LOS COMENTARIOS

Deja un comentario

lee lo último en el blog:

Nathasha's
must-reads:

Obtén mi merch y esas herramientas necesarias para ayudarte a crecer en tu travesía de emprender en línea. Aquí te esperarán mis recursos, plantillas, clases, ¡y mucho más!

Descubre el

LúCETE En 3, 2, 1...

ENTRA A LA TIENDA

Influencer puertorriqueña, comunicadora y productora de contenido digital desde el 2015. ¡Feliz de tenerte aquí!

@NATHASHABONET

© NATHASHA BONET 2021  | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS |

SERVICIOS
PORTAFOLIO
FAVORITOS
CONÓCEME
TIENDA
BLOG
INICIO

LA COMUNIDAD >

EMAIL NEWSLETTER >

CONTACTO >

Sigue mi camino en Instagram:

TÉRMINOS Y CONDICIONES

POlÍTICA DE LA TIENDA 

POlÍTICA DE PRIVACIDAD

 |

 |