fbpx

Profesionales, exitosos, cannabis lovers… ¿y qué?

Estos jóvenes profesionales rompen los estereotipos de que el weed es equivalente a tener una vida desequilibrada. Nota del editor: Algunos nombres fueron cambiados para no revelar identidades.
Después de un largo día de trabajo, buscar un escape para relajarse es lo natural. Unos deciden darse un buen baño de agua fría y chillear viendo películas, otros necesitan un par de drinks con los panas, mientras que un grupo de jóvenes profesionales simplemente prenden un “file” y le bajan 40 al estrés del día.

Sin embargo, aunque es súper común entre millennials profesionales, todavía hay mucho tabú around it. Especialmente hacia las personas que utilizan la marihuana recreacional o medicinalmente en su día a día.

“MIS MEJORES ESCRITOS HAN SIDO BAJO LOS EFECTOS DE MARIHUANA” 

Cada historia es diferente, pero todas tienen algo en común: esto no los hace menos exitosos o balanceados en su vida. Conversamos con distintos profesionales que acostumbran fumar por distintas razones. Esto fue lo que nos dijeron. 

Daniela, 25 años, Periodista

¿Cuándo comenzaste a fumar?: Hace 7 años

¿Cada cuánto lo haces?: Lo suelo hacer cuando me dan ganas. No es algo que hago a diario. Me gusta irme en estos viajes de que te surgen ideas que se pueden convertir en proyectos que sobria simplemente no se me ocurren. Punto.

¿Cómo es tu rendimiento cuando fumas?: Si es sativa, es otra cosa. Posiblemente un día de trabajo de ocho horas, lo puedo adelantar en cuatro. Me enfoca, me ayuda muchísimo con la creatividad. Soy más rápida de lo normal. Tengo deficit de atención así que se me hace bien complicado sentarme a escribir sin que me distraiga, y todos sabemos que en el periodismo uno depende de la concentración. Mis mejores escritos han sido cuando estoy bajo los efectos de marihuana.

Milton, 30 años, Biotecnólogo Industrial 

¿Qué te llevó a probarla?: La primera vez fue pura curiosidad para experimentar lo “ilegal” y aumentar ese ego de “nene malo y grande”. El habito comenzó, diría yo que, por amistades. Rodearme de personas que consumían con mayor frecuencia que yo abrió la ventana de siempre poder fumar, sin ningún esfuerzo. Ahora la consumo con el propósito de relajarme, liberar el estrés del día a día y sentirme sin ninguna preocupación por un periodo de tiempo.

¿Cuál crees que es el biggest misconception que se tiene?: Que por probarla o consumirla dejarás de ser funcionar, perderás sentido racional y serás transportado a un universo del que nunca regresarás. El hecho de que sea una “droga” no equivale a un efecto catastrófico en tu persona ni en el ambiente que te rodea.

¿La has usado para trabajar?: No lo utilizo para trabajar ya que mi trabajo depende de decisiones coherentes que podrían impactar la salud de otra persona. No significa que utilizarla me haga tomar decisiones erróneas, pero trazo una línea entre lo profesional y el placer.

Melanie, 28 años, Estudiante de Doctorado y Empresaria 

¿Cómo comenzó tu hábito de hacerlo frecuentemente?: Siempre me gustó fumar porque trae buenas vibras. Puedes ser productiva sin que te dé resaca, como cuando bebes alcohol. Empecé a fumar más en los últimos años de mi doctorado. Me ayudaba a bajar el estrés, pero no dejaba de ser productiva. Podía fumar un poco y seguir escribiendo e investigando.

¿Qué es lo que más te gusta?: Me gusta que une a todo el mundo. No conoces a alguien, pero si esa persona fuma, boom, ¡ya son amigos! Además de que es un feel-good drug. Nunca he conocido a alguien que esté molesto después de fumar y tienes muchos beneficios para la salud. Por ejemplo, si tengo problemas con mi socia sobre alguna discusión y estoy molesta, fumo un poco y me ayuda a take a step back ver bien las cosas y cogerlo con calma.

¿Piensas dejarlo de hacer en algún punto de tu vida?: Si quedo embarazada, definitivamente. Y si veo que interviene en algún momento en mi vida profesional o personal lo dejaría en un segundo.

Felicia, 26 años, Food Stylist 

¿Cuándo usualmente fumas?: Fumo casi a diario por las noches, cuando estoy tranquila en casa sin que nadie me moleste.

¿Cuál crees que es el biggest misconception que se tiene?: Que es adictivo y en realidad, no lo es. Puedes pasar semanas y meses sin fumar y no rompes frío ni nada por el estilo. Tampoco te hace ser más bruto o lento. Eso solo pasa si lo combinas con exceso de alcohol u otras drogas.

¿En qué te ayuda el cannabis?: Me sirve de musa e inspiración, me quita los dolores sin afectarme el estómago, me ayuda a dormir cuando tengo la mente a millón por alguna situación o por estrés, pero lo más importante es que me ha ayudado a sustituir un montón de pastillas que tenía que usar antes por los dolores de menstruación.

Gabriela, 33 años, Fotógrafa

¿Hace cuánto fumas y cada cuánto sueles hacerlo?: Lo probé por primera vez a los 17 años, pero no era fumadora frecuente. Actualmente fumo 5 veces en semana.

¿Qué sueles fumar?: Todo depende de mis necesidades. Si necesito concentrarme mi go-to es la sativa y si deseo relajarme al final del día o tengo migraña fumo indica.

¿Cómo comenzaste a hacerlo?: Varias cosas me sucedieron simultáneamente que provocaron el hábito: migrañas frecuentes, fuertes dolores menstruales, desinterés con los efectos del alcohol en mi cuerpo, mucho estrés y ganas de Netflix & Chill.

Estefanía, 25 años, Pro Account Sales Associate

¿Por qué decidiste sacar la licencia de marihuana medicinal?: Me interesó aplicar para aliviar el nivel de ansiedad que no me dejaba dormir. Empecé hace seis meses y lo hago de dos a tres veces en semana, pero hay semanas que no lo hago. Solo cuando la ansiedad es too much.

¿Qué es lo más que te gusta de usarla?: Que me levanto sintiéndome refrescada, descansada. Me baja los niveles de ansiedad y me siento libre durante y después del consumo.

¿Cuál crees que es el biggest misconception que se tiene?: Que solamente se usa para pasarla bien. El cannabis me ha cambiado la vida. Me permite ser la mejor versión de mí misma. Ahora que puedo dormir mejor tengo más tiempo para hacer todas las cosas que en realidad quiero hacer.

Nathasha Bonet
Nathasha Bonet

EDITORA EN JEFE

Usualmente me puedes encontrar bebiendo vino o viendo Netflix, ¡o las dos! Mi estilo es un reflejo de lo que soy y lo que quiero llegar a ser. Madre de Emma, Chloe y Leah, tres perritas rescatadas.