Tinder: ¿tu mejor aliado o tu peor enemigo?

Wesley Cardona analiza los pros y los cons de Tinder basándose no solo en sus experiencias, sino también en las de otros.

Quizás no hice suficiente research para hacer la siguiente aseveración, pero creo que todos podemos coincidir cuando digo que la tecnología vino a alterar la forma en que conocemos a nuevas personas. 

En high school cuando quería conocer a alguien, especialmente con interés romántico, la forma más normal de conocernos era a través de conversaciones frente a frente, buscando excusas baratas para hablar en el teléfono y frecuentar los sitios que sabía que la persona visitaba con regularidad.

Básicamente el mismo “estoqueo” que hoy día se hace a través de las redes sociales, solo que en persona.

Sin embargo, uno crece la vida se complica y no es que en esta nueva etapa uno deja de conocer personas, pero digamos que las prioridades son distintas y nuestra carrera nos consume una gran porción de nuestro tiempo.

Esto nos deja con uno que otro jangueo esporádico, que preferimos gastar en nuestras amistades que no vemos tanto como quisiéramos por encima de estar buscando jev@s. 

Se pone complicado, pero eso no significa que nuestra vida amorosa deje de interesarnos. Así que, como buenos millennials, usamos la tecnología a nuestro favor. Boom. Procedemos a bajar Tinder.

La gran pregunta es: ¿verdaderamente nos ofrece una solución que vale la pena o nos regala un problema más grande?

Hablamos con varias personas que usan el app para comenzar un debate entre si funciona o no, y esto fue lo que nos dijeron.

Tu peor enemigo:

Puerto Rico es muy pequeño y de momento swiping te encuentras a tu ex, su mejor amigo, el primo del que no sabes nada desde hace siglos, el prometido de tu amiga… es como publicar un status en Facebook que diga ‘estoy soltera buscando jevo o night stand‘. Mucha gente malinterpreta el usar este tipo de apps y piensa que si estás en Tinder eres un player o lo que estás buscando es un quickie”

“Considero que el body language es un factor primordial para una atracción física. Esto no se logra a través de un dating app”

“Pienso que hay otra maneras de conocer gente. Eso de rate a una persona solo por sus looks no soy yo. Digo, en estos tiempos es súper difícil encontrar un date, por lo menos para mí, pero esos son otros 20 pesos”. 

Tu mejor aliado:

“Mi pareja y yo nos conocimos en Tinder. Yo no estaba buscando nada en específico, pero después de nuestro primer date no hubo dudas. Seguimos saliendo, ambos borramos el app y estamos en una relación seria desde entonces… 6 meses y contando”. 

I met my ex through the app and I don’t regret it. Me gusta porque si eres súper awkward con tu pick up game o no tienes tiempo para salir a janguear te permite conocer mucha gente súper rápido”. 

“Yo dejé a mi novio entre el huracán Irma y María y mi mejor amiga me obligó bajar Tinder. Conocí a un muchacho que vino con el army a ayudar en el desastre e hicimos la mega conexión. Hemos estado hablando ever since“.

Sí y No: ¿Las Dos?

“Tinder es contra productivo. A veces te jode y a veces te ayuda.

Por un lado, hace como nueve meses conocí por Tinder a una chica que iba a mi universidad y si no fuera por la aplicación ni idea de que ella existía. Por otro, parece que siguió usando Tinder mientras salíamos y terminó yéndose con otro.

Usar Tinder te permite conocer personas más fácil, pero a la vez te hace más débil. Es mejor tener las bolas de hablarle de frente a la gente”.

El veredicto:

Llevo años soltero y cuando bajé el app tenía expectativas irreales de conocer a alguien del saque, ir a un date, enamorarme… you know the drill! Aunque no creo que sea imposible, seamos honestos, no es la norma.

Tuve la oportunidad de conocer gente bien cool, pero cada vez que las cosas terminaban en nada me sentía súper mal y me preguntaba: “What is wrong with you, Wesley? ¿Por qué nadie quiere estar contigo?“. Nada se concretizaba así que tomé la decisión de borrar el app para cuidarme.

Hasta que me di cuenta que la vida es asícomo diría Ivy Queen. Con o sin Tinder siempre habrá un trial and error cuando conoces a alguien. No es un proceso perfecto. Nada lo es. No lo cojas muy en serio cuando no funcione y aprovéchalo cuando sí. Quizás un día sin darte cuenta conoces a alguien que vale la pena conocer.

Wesley Cardona
Wesley Cardona

Escritor

Commuter de profesión, aunque también hago un poco de publicidad pa’ comprar ropa y hacer viajecitos. Soy de los pocos millenials que prefiere hablar por teléfono en vez de textear. Mi seasonal sport predilecto es ver The Bachelorette y convencer a otros de que es un show worth watching.