Mi pelo es una zorra con propósito

 Descubre por qué cambiar de productos todo el tiempo es esencial para el cuidado de tu cabello.

¿No les ha pasado? Un día estás en la bañera cantando, mientras usas tu shampoo favorito. Otro día cuestionándote porque se está viendo más grasoso de lo normal. Ahí es cuando decides que es hora de partir y escribir una nueva historia de amor. No es que no lo quieras, es que simplemente el producto ya cumplió su propósito.

Desde pequeñas nos hemos acostumbrado a cambiar de champú y acondicionador, a veces ni siquiera con propósito, simplemente porque sí. Cuando en realidad no es necesariamente porque el pelo se acostumbre a ellos, sino porque nuestro alrededor está en constante cambio.

1. Tu cabello no siempre necesita lo mismo

“El shampoo está para cumplir una necesidad, y esa necesidad puede cambiar de acuerdo a las circunstancias. Entiéndase el clima, la época del año o tu alimentación”, explica Kristopher Fonseca, estilista de cabello. En ocasiones lo que necesita tu pelo es hidratación, mientras que otras veces necesita repararse, y otras combatir el frizz.

“Vamos a decir que te decoloraste y estás súper rubia, pues lo normal es que utilices un producto enfocado en reparar ese cabello. Al cabo de unos meses ya reparamos el cabello y ahora nuestra necesidad es hidratación, pues tenemos que cambiar de producto para que el cabello reaccione y cambie”, continua Fonseca.

2. Tu cabello puede ser muchas cosas a la vez

Es imposible que tu cabello cuente con una sola característica. En casos, a veces es procesado + grasoso, casposo + rizado, seco + finito, y esta es otra buena excusa para alternar champús constantemente para así resolver ambas preocupaciones. Un día usas uno que repare tu cabello procesado y la próxima vez uno que controle tu grasa. Omitirlos y concentrarte solo en uno es lo que podrá causarte problemas.

3. No te conformes

Podrás pensar que descubrirte el mejor producto ever y que no lo vas a cambiar nunca, sin embargo, constantemente se crean nuevos productos en el mercado dirigidos a necesidades específicas. Siempre pregúntale a tu estilista esos productos nuevos que recomiendas e inténtalos a ver cómo te vas con ellas. Puede que descubras uno mejor que los que usas ahora mismo.

Ser una zorra del cabello definitivamente tiene sus beneficios.

Nathasha Bonet
Nathasha Bonet

EDITORA EN JEFE

Usually you can find me drinking margaritas or watching Netflix, or both! With a love for fashion, I seek to pursuit a Master in Fashion Journalism and live the dream. My style is a mirror of who I am and who I want to be. Sometimes I can be edgy, minimalistic or glamorous. It all depends on my mood.

No Comments Yet

Comments are closed