View Gallery 38 Photos
CConocido como «la noche más importante de la moda», el Met Gala es la cumbre de estilos únicos e icónicos. El evento, que se celebra el primer lunes del mes de mayo, recauda fondos para el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York y abre la exhibición anual del Instituto. Este año dedicada a la diseñadora de Comme des Garçons, Rei Kawakubo.

Si no sabes quién es Rei Kawakubo (no hay nada de malo), hablamos de una diseñadora japonés caracterizada por diseños raros, arquitectónicos, que representan por encima de todo (al menos para mí) una pieza de arte. Aunque también trabaja street wear y otras variaciones, son sus prendas hechas a mano que llaman mucho la atención.

Como es de costumbre, muchas de las celebridades invitadas utilizan el evento para lucir los atuendos más extravagantes y vanguardistas, mientras otras optan por unos estilos más minimalistas y simples. No hay un entre medio.

Mis favoritas de la noche las tengo claras. Rihanna fue una de las pocas memorables en la alfombra roja. Su selección fue acertada de acuerdo al tema de la velada, y como siempre honró su visión de arriesgarse en la moda.

Trace Ellis Ross se ha convertido en una de mis favoritas no solo en la alfombra roja, sino también en cualquier aspecto de su estilo diario. Su vestido, también de Comme des Garçons, muestra el buen gusto que tiene por la moda. Y aunque el traje llama la atención ñ, su belleza no se ve opacada. Todavía vemos a Trace Ellis detrás del volumen de telas asimétricas.

Zendaya no se me puede quedar fuera. Con tan solo 20 años ha demostrado tener clara la proyección de su estilo y el efecto que quiere causar con las prendas que lleva. Con su vestido Dolce & Gabbana (¡cómo no darnos cuenta!) nos demuestra cómo crear un impacto en un evento, que precisamente brinda homenaje a la moda, sus piezas, sus conceptos, sus diseñadores, su arte. A) Lleva cola larga. B) Deja que su pelo natural haga el trabajo C) Go big or go home!

Hablando de melenas… Zendaya no fue la única que complementó su beauty look con el atuendo final. Para muchas, el maquillaje y el cabello fue la continuación esencial de la prenda que llevaban. Este fue el caso de Lilly CollinsCara Delevingne, que por cierto, también fue una de mis favoritas vestida de un suit de Chanel y quien pintó su calva (¡sí!, se rapó la cabeza) de color plateado metálico creando un look futurístico.

Jennifer López, contrario a otros años, optó por un vestido recatado apelando al romance y la elegancia. Rose Byrne se veía bella de rojo, color destacado de la noche.

Entre críticas positivas y negativas, Mary Kate and Ashley caen en mi lista positiva. Su «nueva» imagen (que seamos realistas, llevan vistiendo así desde hace décadas) es un reflejo exacto de su marca The Row. Pero, una cosa no ha cambiado y es su amor por el estilismo bohemio chic.

Los extremos eran opuestos. Si unas caminaron en dirección de la excentricidad, otras caminaron en dirección a lo corriente y natural. No que fuese nada malo. Selana Gomez supo lucir encantadora con un traje sencillo de CoachKim Kardashian con uno de Vivienne Westwood.

Basta de halagos, ahora al punto y sin rodeos, la peor vestida de toda la noche fue Madonna, quien llevó un vestido largo y ceñido al cuerpo de estampado militar por Moschino. La ejecución del total look no le favoreció a su edad, ni a su cuerpo, ni a su acostumbrada proyección. Demasiado pasando al mismo tiempo. Lo único en que te fijabas era el vestido, ni siquiera le mirabas la cara.

Si deseas ver más celebridades, visita la galería. ¡Hasta el próximo año!

Nathasha Bonet
Nathasha Bonet

EDITORA EN JEFE

Periodista puertorriqueña con más sueños que ropa. Escribo desde mi casa despeinada.

ARCHIVO

HAPPY YOU'RE HERE 🦋

Mantente conectada y recibe en tu inbox contenido exclusivo, ideas de atuendos, ofertas, regalos, nuevos blog posts y mucho más por venir.