Es verano, pero eso no significa que tu rutina del cuidado de la piel tome vacaciones. Sigue este step-by-step presentado por Lactovit para que cuides tu piel de adentro hacia afuera.

Querer tomar un poco de sol durante los días de verano no tiene nada de malo. Es totalmente normal querer vernos bronceadas, ¡y más en esta temporada! Lo importante es prepararte para no sacrificar la salud de tu piel. Al final del día, es el complemento de un buen outfit. 

Con estos pasos podrás sacarle provecho a tus Lactovit Summer Sessions, pasarla bien y terminar luciendo una piel súper healthy.

1. Prepara la piel 

Podría parecer un poco complicado, pero la realidad es que preparar la piel para un día de playa es mucho más fácil de lo que parece. Al igual que te aseguras de afeitarte las piernas el día antes, hay ciertos pasos que puedes tomar para protegerte si ya tienes pensado coger un poco de sol.

Usa un scrub el día antes para eliminar las células muertas que hacen que tu piel se vea sin brillo. Y para culminar ese ratito de self-love, alimenta tu piel con la Leche Corporal Nutritiva de Lactovit. La dejarás suave y humectada, perfecta para un ratito de sol que, con moderación, puede ser muy saludable.

2. Escoge un traje de baño que te haga sentir segura de ti 

La clave para pasarla bien en la playa es que te sientas cómoda contigo misma. Busca un traje de baño que te favorezca y resalte tus atributos.

Hay chicas que solo prefieren uno strapless y de cadera bajita para así aprovechar al máximo un bronceado natural, pero eso no significa que esas son las únicas opciones. Si prefieres ser más discreta, recuerda que puedes verte espectacular con trajes de baño de una pieza o de manguillos que también están súper de moda.

3. Lleva un bulto con los esenciales 

Después de haber humectado tu piel en la mañana, asegúrate de llevar un bulto con todos esos productos que necesitarás durante el día. Aunque quieras broncearte, siempre es bueno llevar un protector solar, gafas, un buen sombrero… lo que necesites para evitar el exceso de sol.

Si quieres leer más sobre qué llevar en tu bulto, puedes hacerlo aquí.

P.S. Yo siempre soy de cargar desodorante (sudor + playa = incertidumbre ) y el de Lactovit a base de leche es una buena opción para añadirlo a tus esenciales.

4. Ten un buen playlist a la mano 

Yo puedo ser feliz escuchando las olas del mar todo el día, pero por alguna razón si estoy cogiendo sol la impaciencia se apodera de mí y necesito escuchar música. We got you covered! Este playlist de Spotify es perfecto para broncearte en tus días de verano.

5. Recuerda tomar mucha agua

Un día entero en la playa o en la piscina bajo el sol puede resultar en una piel reseca y áspera. Mientras estás disfrutando del verano, recuerda tomar mucha agua para así mantenerte hidratada. En general, nuestra alimentación es fundamental para que nuestra piel luzca mejor. Así que algunos alimentos, como el kiwi, la manzana y la pitaya, podrán maximizar tu bronceado y mejorar la apariencia de tu piel ¿Y quién no quiere eso?

6. Mímate con un buen baño después de

No hay nada más rico después de un largo día bajo el sol que consentir tu piel con un baño de agua fría. Side note: Las duchas de agua caliente son un no rotundo ya que resecan la piel. Date cariñito con el Gel de Baño Lactovit a base de leche (la leche tiene un sinnúmero de beneficios para tu cuerpo). ¡La piel quedará set

7. Presume de tu piel bronceada

Ahora que tienes un bronceado envidiable lo mejor que puedes hacer es sacarlo a pasear. Prefiere atuendos que resalten el brillo de tu piel. Colores vibrantes, como el rojo, el verde y el amarillo, serán fundamentales para darle vida al bronceado. Chequéate estas opciones económicas que te harán sentir súper sexy y tropical. Una piel saludable es la clave para el perfecto #ootd veraniego.

Nathasha Bonet
Nathasha Bonet

EDITORA EN JEFE

Periodista puertorriqueña con más sueños que ropa. Escribo desde mi casa despeinada.