Por más irónico que suene, suele suceder. Wilnelia Brignoni de Seductress Esthetique nos explica por qué.
Hace varios meses empecé a trabajar en una compañía de hoteles pequeños. Al principio siempre iba bien maquillada y vestida, sin embargo, pasar todo el día en un hotel con calor no era la mejor idea. Así que comencé a ir sin maquillaje.

La realidad es que todas las mañanas pienso dos veces si maquillarme o no. Quizás porque siempre ando en photo shootings, eventos y actividades que lo requieren. Se pueden imaginar que ya mi rostro está más que acostumbrado a tener maquillaje.

Nunca he tenido problemas graves de espinillas o barros. Puede que una que otra espinilla negra, pero nada que un buen facial no pueda arreglar. Sin embargo, fue justo cuando dejé de usar maquillaje que me empezaron a salir barros (¡y de los que duelen!). Algo que no me sucedía desde hace mucho tiempo.

PENSABA QUE, AUNQUE USABA MUCHO MAQUILLAJE, MI ROSTRO ESTABA SALUDABLE PORQUE NO ME SALÍAN BARROS 

Se preguntarán por qué. Yo también estaba confundida. «Si no me estoy poniendo maquillaje se supone que ahora la piel esté más saludable, no más fea», me decía a mí misma. La curiosidad mató al gato y le pregunté a una experta en la materia.

Según Wilnelia Brignoni de Seductress Esthetique, suele pasar a menudo y es totalmente normal.

«Los poros se estaban limpiando», me comentó. «Siempre tienes maquillaje y el poro se mantiene ocluido. Por eso, cuando estás tiempo sin aplicarte maquillaje la piel se limpia y se desintoxica».

Llegué a pensar que, aunque usaba mucho maquillaje, mi rostro estaba saludable porque no me salían barros. Pero, resulta que al poro estar tapado la realidad dentro de la piel era otra.

EL MAQUILLAJE TAPA LOS POROS Y POR ESTO LAS IMPUREZAS SE MANTIENEN DENTRO DE LA PIEL 

Es por esto que Brignoni siempre recomienda los faciales de limpieza profunda. «Aquí es donde esta la importancia de las limpiezas profundas. Limpiar y desintoxicar esa piel de adentro hacia afuera. Para no tener poros ocluidos y taponados de maquillaje e impurezas», explicó.

Tengo que admitir que antes iba mensualmente a hacerme faciales, pero dejé de hacerlo por mi agenda ajetreada, y aunque el cambio ha sido sutil, mi cutis ya no es el mismo que antes. El maquillaje siempre resuelve, pero también es importante tener una piel fresca y saludable. Así que si usas mucho maquillaje todo el tiempo, lo ideal es que tengas una rutina de cuidado de la piel disciplinada.

Nathasha Bonet
Nathasha Bonet

EDITORA EN JEFE

Periodista puertorriqueña con más sueños que ropa. Escribo desde mi casa despeinada.