5 lecciones que Pink nos enseñó y que deberías compartir con tus hijas

Todas las niñas del mundo deberían saber esto. Su speech en los VMAs fue más que inspirador.

En un mundo donde la intolerancia y el odio es la orden del día, es sumamente refrescante ver mujeres famosas promover la diversidad y equidad.

Utilizar tu plataforma para darle voz a temáticas importantes ya no es una opción, es un must. Ya no solo basta con autoproclamarse como feminista, sino en vivir conforme a eso.

Así que ver a una mujer tan empoderada, fuerte y segura como PINK enfrentar una de las situaciones más retantes que le puede pasar a una madre es definitivamente una muestra del impacto tan fuerte que pueden tener los estereotipos en la vida de una niña.

Si no sabes de lo que hablamos, la cantante y madre de una niña de 6 años, recibió el premio de Michael Jackson Video Vanguard Award en los MTV Video Music Awards 2017. Sin embargo, aprovechó el medio para hablar sobre la auto-aceptación, amor propio e individualidad de la belleza.

Luego de que su hija le expresara que se sentía fea porque parecía un nene, PINK se encargó de presentarle distintos artistas que, aunque fueron criticados por su apariencia, su talento pudo más que eso.

1. Nadie puede definirte, solo tú.

Por qué en lugar de imponerle expectativas a las niñas, no les enseñamos a definir su propia identidad. Olvídense de lo que diga la gente y dejémosle ser quienes verdaderamente quieran ser. ¿Tu hija quiere jugar con carritos? ¡Que juege con ellos! ¿Quiere usar pantalones, en vez de faldas? ¡No hay problema! Hay que permitirles expresarse e inculcarle los valores que verdaderamente son importantes.

2. La belleza es universal, diversa y única

Hace 20 años TODAS las mujeres que salían en las revistas eran altas y flacas, y no me tomes a mal, ¡todavía es así! Sin embargo, hemos podido concientizar y comenzar una conversación sobre la imagen de nuestro cuerpo y cómo los medios influyen en la autoestima de las niñas. Mientras, podemos enseñarles que una mujer negra es igual de bella que una mujer blanca; que el tamaño, la estatura, la raza, las pecas, nuestro cabello, nada de eso importa si nos sentimos felices con nosotras mismas.  That’s real beauty.

3. Verse “como un niño” no debería ser insulto

¿Por qué las personas utilizan esta frase como algo negativo? Necesitamos enseñarles a nuestras niñas que, al igual que los niños, podemos ser fuertes, luchadoras y valientes. Y no nos tenemos que ver de cierta manera para cumplir con el estándar de lo que es ser mujer.

Tener el pelo corto automáticamente no te convierte en un hombre, ¡y mucho menos en lesbiana! Utilizar ropa “masculina” no significa que eres menos mujer que aquellas chicas que usan faldas o el color rosa.

4. Todos podemos impactar cómo los demás se sienten consigos mismos

Es gracias a personas que no han tenido miedo a expresarse y romper con las reglas que miles de niños y niñas alrededor del mundo se han podido identificar y sentirse aceptados.

5. No cambiamos por complacer a nadie

No importa lo que hagamos, cómo nos vistamos, cómo nos proyectemos, la gente siempre tendrá una opinión. ¡Es simplemente inevitable! Y aunque a veces es sumamente difícil escuchar lo que la gente tiene que decir sobre ti, es clave ignorar las críticas que verdaderamente no son constructivas para nosotros. Si intentamos complacer a todo el mundo terminaremos siendo infelices. La gente sí cambia, y para bien, pero jamás para complacer a otras personas.

Nathasha Bonet
Nathasha Bonet

EDITORA EN JEFE

Usually you can find me drinking margaritas or watching Netflix, or both! With a love for fashion, I seek to pursuit a Master in Fashion Journalism and live the dream. My style is a mirror of who I am and who I want to be. Sometimes I can be edgy, minimalistic or glamorous. It all depends on my mood.